EL CRIMEN DE MARIA SOLEDAD MORALES EN CATAMARCA

 Hace tres décadas la sociedad argentina se veía conmovida por un crimen ocurrido en Catamarca.

La joven estudiante de quinto año, María Soledad Morales, aparecía brutalmente asesinada por lo que se llamó los hijos del poder, ligados con el gobierno de los Saadi.

Entre los involucrados estuvo el hijo del diputado nacional Angel Luque. Se trata de Guillermo Luque, junto a otros participantes del femicidio.

Se movió la sociedad catamarqueña conmovida por el hecho, hubo marchas del silencio y todo el pueblo argentino tomó conciencia de la brutalidad del hecho.

El diputado Luque defendió a su hijo y llegó a cometer la gaffe de asegurar, defendiendo la inocencia de Guillermo, que si hubiera sido culpable él tenía el poder para hacer desaparecer el cuerpo. La cuestión conmovió a la Cámara de Diputados que terminó expulsando a este miembro por inhabilidad moral. Solamente dos veces fueron expulsados diputados desde que llegó la democracia en 1983, el caso Luque y el de Norma Godoy. El diputado Eduardo Varela Cid fue suspendido por 45 días cuando estaba por terminar su mandato y Luis Patti no pudo incorporarse acusado de delitos de lesa humanidad durante la dictadura.

El caso María Soledad llegó al cine, con Valentina Bassi como María Soledad, Lidia Catalano como la madre, Ada, Francisco Coccuzza en el papel del padre, Elías Morales y Juana Hidalgo como la hermana Martha Pelloni.

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL TERMINO "HONORABLE" Y UNA ACLARACIÓN

NUEVA PAGINA WEB DE LA UNQ VIRTUAL

QUILMES: ¿QUIEN SERA EL TERCER REFUERZO?