JULIO ARCA, EL QUILMEÑO, DOS DECADAS DESPUES

Por Eduardo Menescaldi

Julio Arca, quien comenzó su carrera futbolística en el club Moreno de Quilmes, y que luego lució en Argentinos Juniors que lo llevó a integrar la selección argentina campeona mundial juvenil 2001, con la casaca número 3.
En agosto de 2000 fue transferido por el club de La Paternal al fútbol inglés, donde jugó en el Sunderland y en el Middlebrough.
Nacido el 31 de enero de 1981, en muchas oportunidades pudimos transformar en notas su crecimiento futbolístico, tanto en el país como en el exterior.
En mi libro Páginas sueltas, Quilmes, el Congreso y algo más, hay un capítulo dedicado precisamente a Julio Arca, bajo el título de El "Arca" de Julio.
Quien esto escribe guarda como uno de sus tesoros una camiseta argentina, con una especial dedicatoria de Julio.
Allí contaba -el libro se publicó en el 2009- que el papá de Julio me decía que "soy el padre futbolístico de su hijo, al menos en lo que se refiere a la difusión periodística".
Refería también que después de empezar a jugar en infantiles del Moreno -junto a los técnicos Luchi Basilio y el propio padre de Julio- no se sabe por qué motivos no jugó en Quilmes y a los 12 {o 13 años llegó al Bicho de La Paternal.
Yo decía que no entendía por qué no jugó en Quilmes porque "habiendo nacido en Bernal, con la familia instalada en el barrio Villa Las Rosas, de Quilmes Este, tuvo que fatigar el camino a La Paternal, con el esfuerzo que implicaba levantarse temprano y viajar en colectivo, subte, tren o lo que fuera.
Fue creciendo en las inferiores del Bicho y tuvo el espaldarazo del técnico José Pekerman, quien lo catapultó a las selección nacional juvenil (esa sub 20 que en el año 2001 logró el título mundial en la Argentina).
Vale reiterar -dice la nota del libro- que Julio realizaba un enorme sacrificio, por los viajes a La Paternal o al Complejo Las Malvinas, del club en el que surgió nada menos que Diego Maradona. Mientras tanto no descuidaba sus estudios en el Colegio Bruzzone de Quilmes.

EL SALTO EUROPEO

Hace veinte años, en julio de 2000, la vida del futbolista cambió radicalmente. Se había ido el representante anterior y llegó Marcos Franchi, con el que se realizó el pase al club Sunderland, de Inglaterra.
Quien esto escribe estaba el 23 de julio de ese año 2000 en Córdoba, con su familia, porque Quilmes jugaba una final con Belgrano por el ascenso (finalmente se frustró el sueño Cervecero), cuando en el matutino deportivo Olé leía que se había concretado la transferencia.
Raúl, el papá de Julio, su esposa y los hermanos, Pablo y Noelia -ella fue compañera de mi hijo Matías y él, de mi otro hijo Mauro- siempre destacaron la difusión que desde el diario El Sol se dio a Julio, quien me regaló su camiseta de la selección nacional, que conservo con mucha emoción.
Julio fue el primer quilmeño en la historia del fútbol argentino -quilmeño por lugar de nacimiento- en ser transferido al fútbol inglés.
En esa misma nota del libro recordaba que en junio de 2007 Julio estuvo en Quilmes y dio la nota para el diario El Sol.
Allí se habló de Maradona, el gol a los ingleses en el mundial 86 y la guerra de Malvinas del 82.
"De Malvinas no se habla mucho, tampoco les gusta hacerlo porque no fue lindo mandar gente y que se maten. Ganar Malvinas no fue un gran trofeo para ellos. De Maradona se habla a veces cuando el tema es el fútbol, lógicamente con la mano de Dios y todo lo demás.
Agregaba que el fútbol es un deporte esencial, a pesar que también está el criquet. "Son fanáticos del fútbol, aunque no se producen excesos. Superaron el tema de los hoolingans, las canchas no tienen alambrados y más allá de que algún grito o cosas habituales en los estadios, a nadie se le ocurre cometer desmanes, porque saben que la policía es muy estricta a la hora de actuar.
Terminaba la nota -en ese tiempo jugaba en el Sunderland, más tarde fue al Middlebrough- diciendo que era un privilegiado por hacer lo que le gustaba y cobrar un sueldo "No mucha gente tiene la suerte de hacerlo. Por eso, digo siempre que hay que ser bastante inteligente y tratar de pensar en un futuro porque el fútbol te da cosas buenas pero no por mucho tiempo. Entonces, hay que aprovechar lo más que se pueda para volver tranquilo más adelante".
Además del Sunderland y del Middlebrough, jugó en Willow Pond y South Shields.

LA ACTUALIDAD

Hoy tiene 39 años y está con su familia en la Argentina. Precisamente el diario Infobae, a través del periodista Fernando Taveira, se le hace una  nota en la que se recuerda el título mundial juvenil sub 20 en el 2001, se agrega que se casó con la quilmeña Valeria Díaz, quien fue una de las chicas que integraba el elenco del recordado programa televisivo Chiquititas, y se cuenta que fundó una original empresa para ayudar a los deportistas que se mudan al exterior.
La familia de Julio y Valeria tiene dos chicos, de 6 y 8 años.
Explica que en cuanto al futuro deberán definir si se quedan en Argentina o si regresan a Euorpa.
Así dicen que todavía están en una etapa en la que se pueden movilizar "porque una vez que los nenes estén más grandes tendremos que definir dónde quedarnos".
Mencionó que al volver a la Argentino tuvieron que enfrentar lo que significa una mudanza de Europa -estaban en Inglaterra- a la Argentina, lo que comprendía además de los bienes personales, los trofeos, el papeleo, etcétera.
Ahí se le prendió la lámpara en el sentido de dedicarse a contribuir a que quienes vivieran una experiencia similar pudieran realizarla sin demasiados inconvenientes.
Así explicó que uno de los primeros "clientes"-protagonistas- de este episodio fue José María Basanta, un ex Estudiantes, quien volvía al país tras retirarse en el fútbol mexicano.
Hay una empresa, Universal Cargo, que hace el respaldo, y como le dice Julio al periodista de Infobae. "Universal Cargo venía trabajando con embajadas y empresas importantes, y nosotros formamos Premier Sport Division, que es dedicada a los deportistas. "Hay muchas cosas que tienen un gran valor sentimental. Para algunos, una camiseta no tiene ningún valor, pero si esa camiseta la usó Messi es algo impagabale. Nosotros brindamos un seguro, aunque hay cosas en que es difícil fijar un precio. Pero les recomendamos a los clientes que lo más preciado se lo lleven personalmente".

CHIQUITITAS

La nota también pone en el acento en la esposa de Julio, Valeria Díaz, recordando que en su juventud fue Delfina en la tira infantil Chiquititas.
"Ella es de Bernal, yo de Quilmes. Nos conocimos en la zona sur a través de amigos en común" expresó Julio.
Cuando el futbolista estaba en Inglaterra, venía al país dos veces por año y de a poco se fueron conociendo. Hasta que ella viajó a Europa para quedarse, y ya llevan 14 años con dos hijos.
"A los chicos les mostramos algunas cosas que hizo su madre. A mí me vieron jugar poco, porque me tuve que retirr. Cada tanto les ponemos algunos videos y a ellos les encanta. No les vamos a inculcar lo que hicimos nosotros sino que los vamos a apoyar para que hagan lo que quieran".
La nota de Infobae es muy extensa, pero vale detenerse en aquellos tiempos del mundial juvenil 2001, que se jugó en el país y que ganó la selección albiceleste. Sí, esa selección que no pudo contar con el Chori Alejandro Domínguez por lesión.
El pasado 8 de julio se cumplieron 19 años del título. Julio recordó que estuvo a punto de quedar afuera por lesión, pero empezó en el banco de suplentes en los primeros partidos. Fue titular en la fase final ante Francia, Paraguay y Ghana. "Era un gran equipo, y eso se ve en la carrera que hizo cada uno. En ese momento te dabas cuenta de que ese era un equipo diferente a todos los campeones sub 20. Sin quitar mérito a otros, si no fue el mejor, fue uno de los mejores".

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL TERMINO "HONORABLE" Y UNA ACLARACIÓN

NUEVA PAGINA WEB DE LA UNQ VIRTUAL

QUILMES: ¿QUIEN SERA EL TERCER REFUERZO?