DOCTOR RENE FAVALORO: A 97 AÑOS DE SU NACIMIENTO

Hoy se cumplen 97 años del nacimiento del doctor René Favaloro, inventor del bypass coronario, técnico que sacudió y revolucionó la medicina en el mundo entero.
Nació en el barrio El Mondongo -era famosa su pasión por Gimnasia y Esgrima La Plata- en una familia humilde.
Fue histórica su actuación en la provincia de La Pampa, en un pequeño pueblo llamado Jacinto Arauz, con apenas 3500 habitantes. Allí se destacó como médico rural.
Allí sobresalió por su espíritu solidario y junto a su hermano Juan José atendieron a pacientes de todas las edades y condiciones sociales.
Allí definió que el quehacer médico debe rodearse de dignidad, igualdad, piedad cristiana, sacrificio, abnegación y renunciamiento.
En 1962 viajó a los Estados Unidos, a la Cleveland Clinic, y lo que iba a ser una corta estadía se transformó en diez años de investigación. Los frutos se vieron en mayo de 1967 cuando realizó el primer bypass coronario, usando la vena safena: utilizó una vena tomada de una pierna del paciente para rodear una obstrucción de las arterias del corazón.
El revolucionario procedimiento salva en la actualidad entre 600 y 700 mil vidas solo en el país del norte.
Regresó al país en 1971, cuando desde Estados Unidos le ofrecían múltiples posibilidades para quedarse y ahondar las investigaciones.
Pero decidió volver a su país para dar rienda suelta al descubrimiento. En 1975 se creó la Fundación Favaloro, que fue in crescendo y en el 1998 se creó la Universidad Favaloro.
Desde la Fundación y el Instituto de Cardiología y Cirugía Cardiovascular se realizó una gran labor con mucha acción social. Se ofrecían servicios de alta complejidad con un equipo de profesionales de primer nivel a todo aquel que lo necesitara.
Era una tarea desinteresada y eso terminó por jugarle una mala pasada, porque el PAMI suspendió los pagos a la Fundación, pero Favaloro rechazó dejar a los afiliados sin atención médica.
Todo esto se volvió realmente insostenible y lo llevó a pegarse un tiro en el corazón el 29 de julio de 2000.
En el escritorio dejó una carta al entonces presidente de la Nación, doctor Fernando de la Rúa, donde relataba la situación de la Fundación y lamentaba que los reclamos que se hicieron al gobierno para recibir aportes no habían tenido eco.
Terminaba la carta diciendo que "En este momento, a esta edad, terminar con los principios éticos que recibí de mis padres, mis maestros, me resulta extremadamente difícil. No puedo cambiar, prefiero desaparecer".
El grupo rockero Ataque 77 le dedicó un tema especial en el que pone sobre el tapete la gran paradoja, porque el hombre que con el baypass había logrado salvar vidas desde el corazón, terminó pegándose un tiro... al corazón.

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL TERMINO "HONORABLE" Y UNA ACLARACIÓN

NUEVA PAGINA WEB DE LA UNQ VIRTUAL

QUILMES: ¿QUIEN SERA EL TERCER REFUERZO?