CORONAVIRUS: QUE LA PANDEMIA JUDICIAL NO TAPE EL BOSQUE

Dicen en el ámbito nacional que en los próximos días el presidente de la Nación enviará al Congreso el proyecto de ley de reforma judicial.
Parece increíble que en medio de una pandemia se pretenda reformar la Justicia porque se sabe que si bien este poder tiene muchas falencias y necesita una restructuración, no se entiende que decida hacerse este cambio en los momentos que vive el país, con un incremento de contagios y muertos por el coronavirus.
Si bien un infectólogo -Orduna- aclaró que las cifras aumentaron en forma considerable porque el sistema estuvo caído durante 24 horas, aunque aclaró que esta situación se va a ir repitiendo en los próximos días cuando la curva continúa su espiral de ascenso.
Entonces, poner la reforma judicial en medio de la pandemia no es entendible, salvo que como se suele decir en el ámbito gubernamental sea un reclamo acuciante de la socia del presidente en el gobierno para intentar zafar la cantidad de causas que tiene en este ámbito.
Habrá que esperar el tratamiento pero si la cuestión pasa por cambiar una enorme cantidad de jueces para poner los afines al oficialismo o si se pretende aumentar el número de jueces de la Corte Suprema de la Nación -se habló de llegar a quince integrantes- todo hace sospechar que es una manera de blindar las causas de quien no sabe de qué manera hacer para liberarse de una pesada mochila.
Otro de los temas que se está intentando poner en la consideración política en medio de la pandemia es la eventual privatización de la empresa eléctrica Edesur. Nadie puede aplaudir a la empresa porque los cortes están a la vista, y Quilmes tiene un lugar primordial, lo que determinó que la intendenta Mayra Mendoza se pone a la cabeza, junto a otros pares de su mismo frente, curiosa casualidad, de todas maneras habrá que ver qué pasó en materia de inversiones.
La inseguridad es otro tema que está en todos los medios, y en el caso de Quilmes ocupa todas las pantallas por el caso del jubilado Ríos, que terminó matando a uno de los delincuentes.
El jubilado se defendió y lamentablemente terminó de la peor manera la situación. Quizás haya sido superado por la emoción violenta para rematar al delincuente. De todas maneras habrá que analizar el entorno para terminar definiendo la situación.
En síntesis, hay temas mucho más importantes que la reforma judicial -que es necesaria y que debe tomar su tiempo de análisis cuando la pandemia concluya- como para que hoy se pretenda instalarlo en el Poder Judicial.
Y como dijo el constitucionalista Sabsay si con esa reforma se avasalla el funcionamiento de la justicia, para que alguien zafe de las causas que debe afrontar, se estará dando un lamentable ejemplo de apartamiento de la base de la República.

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL TERMINO "HONORABLE" Y UNA ACLARACIÓN

NUEVA PAGINA WEB DE LA UNQ VIRTUAL

QUILMES: ¿QUIEN SERA EL TERCER REFUERZO?