CONCURSO NACIONAL DE CORTOMETRAJES

El concurso de cortos inclusivos, que presenta la Fundación Pertenecer, es un proyecto comenzó en el año 2016 y el objetivo es repensar los lugares que se ocupan en las escenas cotidianas.
La idea es que todos puedan ser directores, camarógrafos y actores en busca de una mirada crítica sobre las situaciones de todos los días y los actos en ellas.
Pueden participar todos los interesados sin restricciones. Los proyectos podrán ser presentados en forma individual o grupal, sin que eso signifique una variación en los reconocimientos del presente concurso, que en toda circunstancias serán publicados.
Pueden presentarse centros de día, escuelas, ONGs y toda institución que desarrolle una labor pedagógica cultural en los diferentes ámbitos de la sociedad.
El festival de cortos inclusivos apuesta al encuentro y el intercambio en un espacio compartido, a multiplicar las miradas inclusivas a través de la difusión de los cortos presentados en el concurso.
Ahí nació la idea de armar un Festival de Cortometrajes inclusivos, del deseo de compartir todo el trabajo hecho por los/as realizadores/as no solo con el resto de los participantes del concurso sino también con toda la comunidad de Escobar.
Cada fin de noviembre se realiza una jornada de proyección de cortos en algún espacio que permita invitar a todos/as los interesados/as en convertirse en espectadores de los trabajos.
Durante el año 2018, con el apoyo del municipio de Escobar, fue colmado el teatro Tomás Seminari, un centro cultural de larga historia y muy querido por los vecinos/as.
El Festival consta de la proyección de los cinco trabajos que fueron seleccionados por un prestigioso jurado como los más representativos del concurso.
Durante la jornada se invita a artistas locales de diferentes disciplinas a compartir algo de lo que hacen en forma cotidiana.
En el último Festival estuvieron la orquesta de Garín y los jóvenes Luna, Deeko y Mosco.

PARTICIPACION

Los proyectos se podrán presentar cuando se abre el concurso cada año, en cualquier formato y con una duración máxima de diez minutos.
Todos los participantes podrán presentar sus proyectos en forma anónima, con un seudónimo (nombre del corto).
Los requisitos: Originalidad. Los trabajos deben ser inéditos y originales. Tendrán que ser elaborados a partir de la reflexión de la problemática antes descripta en la propuesta.
Se valora la música original, esto es, producida para el corto, así como escenografía, vestuario, fotografía y producción en general.
Pertinencia en relación a los conceptos de la propuesta aludida para el concurso. Esto es, que se encuentre presente la temática planteada, la adjudicación/asunción disfuncional de roles, donde se visualice una alternativa posible denotando la reflexión original sobre el tema.
Imparcialidad. Los proyectos representarán a un individuo o grupo, bajo el nombre que dé título al corto, pero no deben contener información que revele la identidad del/los autores y participantes.
Esto obedece a reducir todo  lo posible la incidencia de factores que puedan afectar la igualdad de condiciones de los proyectos.
En materia de plazos cada lanzamiento del concurso definirá las flechas y límites para la inscripción y entrega de trabajos.
Se enviarán los trabajos, o se subirán a una plataforma y se enviará el link para poder ser publicado.
Cada concurso designa entre 3 y 5 jurados que miran los cortos y preseleccionan los cinco proyectos que son proyectados en el teatro.
Además, el jurado debe acordar cuál es el corto más representativo del concurso.

CRITERIOS DE EVALUACION

En materia de criterios a la hora de la evolución vale señalar el tratamiento de los valores desarrollados debe ubicar la reflexión sobre la temática abordada, pero cuidando que los mensajes realizados no expongan a ningún grupo o minoridad a posiciones vulnerables, contrarias al espíritu del concurso.
El grado de inclusión comunicativa del proyecto, entendiendo por ello que las escenas tengan riqueza comunicativa, que las comprendan la mayor cantidad de las personas. No significa eso simpleza sino complejidad, dado que las escenas pueden enriquecerse de modo de tener niveles discursivos, abstractos y simbólicos, al tiempo que concretos y literales, sin perder profundidad y pluralidad deseada.
Todos los requisitos deben ser cumplidos no solo para participar sino que serán tomados en cuenta para representar ante otros el concurso.

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL TERMINO "HONORABLE" Y UNA ACLARACIÓN

NUEVA PAGINA WEB DE LA UNQ VIRTUAL

QUILMES: ¿QUIEN SERA EL TERCER REFUERZO?