EL FUTBOL TAMBIEN TIENE SU PANDEMIA

La pandemia en el fútbol también tiene lo suyo. Sin saber todavía cuándo volverán los entrenamientos, la realidad, que es la única verdad -frase de Pericles que solía repetir el general Perón- está marcando que hoy 30 de junio vencen una enorme cantidad de contratos de los jugadores de los distintos clubes de las diferentes categorías, primera división y ascenso.
La denominada nueva normalidad hace estragos en el fútbol argentino, porque las informaciones acumulan listas interminables de jugadores que no seguirán en sus clubes.
Una nota del periodista de Clarín, Daniel Avellaneda, se refiere a la cuestión y pone el caso del equipo de la Primera C, el histórico San Martín de Burzaco, que sin saber si el torneo de su categoría va a seguir o no en setiembre, va a dejar libre a todo el plantel, excepto cuatro jugadores.
Después da una serie de ejemplos de la realidad actual de los futbolistas y de los clubes, con las reducciones que se ofrecerán a los jugadores que quieran seguir en sus clubes, en muchos casos pesificaciones.
Así el presidente de Lanús, Nicolás Russo, dice que se va a apostar a los chicos de las inferiores y ya anuncia que no renueva los contratos del arquero Agustín Rossi, Carlos Auzqui, Ezequiel Muñoz y Pablo Martínez. Y sigue negociando la continuidad del delantero cuarentón, Pepe Sand.´
El rival de siempre del Granate, Bánfield, según cuenta Avellaneda decidió a través de su presidenta -la licenciada Barbuto, la única mujer que preside un club en el fútbol argentino- que el techo de los sueldos es 500 mil pesos, además va a plantear premios como objetivos.
Todo sigue en el mismo sentido, con la necesidad de ajustar presupuestos, sin saber cuándo ni cómo seguirá el fútbol argentino.
Los que se salvaron del descenso, por la decisión de suspenderlos hasta el 2022, tomaron el toro por las astas: los santiagueños de Central Córdoba y los entrerrianos de Patronato liberaron a 14 de los 20 jugadores cuyos contratos están venciendo hoy.
Arsenal liberó a ocho futbolistas y se inclinará por los juveniles.
¿Cómo será la flamante Liga Profesional, ex Superliga, cuando vuelva el fútbol de primera? Si vuelve el fútbol en setiembre se dice que se dividirá el torneo en cuatro zonas, con 6 clubes cada una, con cabezas de serie Boca, Ríver, Vélez y Rácing, es decir los que se ubicaron en los primeros cuatro lugares de la tabla de la Superliga 2019/2020.
Se podrá jugar un ida y vuelta, o sea cada club disputará 10 partidos. Los ganadores de cada zona jugarán las semifinales y los ganadores, la final.

¿Y EL ASCENSO?

Lo más preocupante pasa por el fútbol de Ascenso, donde todo es incertidumbre. Dice Avellaneda que en AFA sostienen que los partidos se definen en la cancha, pero todo va a depender de lo que suceda con el reclamo de San Martín de Tucumán ante el tribunal deportivo internacional (TAS). Los tucumanos han diezmado el equipo -vencen los contratos de unos once jugadores, incluido el cuerpo técnico y desde club adelantaron que no pueden solventar los sueldos- y tienen todas sus apuestas en una respuesta favorable del Tribunal, que les dé el ascenso reclamado.
En el Ascenso la mayoría de los clubes han liberado grandes cantidades de jugadores por vencimientos de contratos, y las apuestas están orientadas a los juveniles.
En el caso puntual de Quilmes hay esperanza por mantener a la mayoría de los jugadores, excepto los cuatro que no renovaron (Alvarez, Altuna, Noble y Ramírez) e incluso se conoció la incorporación del lateral y volante Emanuel Moreno, ex Unión, últimamente en Brown de Madryn.
Interesa Iván Ramírez, de Gimnasia de Mendoza.

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL TERMINO "HONORABLE" Y UNA ACLARACIÓN

NUEVA PAGINA WEB DE LA UNQ VIRTUAL

QUILMES: ¿QUIEN SERA EL TERCER REFUERZO?