PEPE MUJICA: NO QUIERO FACILITAR A LA GUADAÑA QUE ME LLEVE

En una comunicación con la Deutsh Welle, la televisión alemana en español, el líder uruguayo, ex presidente, Pepe Mujica habló desde su chacra e hizo una profunda reflexión sobre lo que estamos viviendo con el coronavirus en el mundo y la enseñanza que se puede tomar de esta crisis. Y resume que debemos aprender que a la naturaleza hay que acompañarla y respetarla.
Comienza diciendo que lleva veinte días sin salir de su chacra "porque soy un viejo, porque tengo problemas inmunológicos, porque estoy cerca del hoyo y porque amo la ida y no quiero facilitarle a la guadaña que me lleve".
Así subraya que el tiempo de confinamiento le ha permitido leer a cuanto analista anda por ahí ganándose la vida.
"Me sorprende que haya gente que está viendo que hay falta de liderazgo, particularmente en el mundo rico, que estamos en una época globalizada. Ah! Que este virus es la cosa más globalizado que se ha visto, que no deja títeres con cabeza, sean países ricos o pobres o lo que fuera, que no tenemos herramientas y que no podemos coordinar políticas comunes desde el punto de vista mundial, pero la falta de liderazgo no es porque los hombres y las mujeres sean inferiores. Son porque la esencia del poder hace rato que ya no está en la representación necesaria de los gobiernos. Los gobiernos corren de atrás. La esencia del poder está en la fenomenal concentración de la riqueza y aparentemente no está en la cuestión. Quienes aparentan tener poder político en determinado momento cada vez lo tenemos menos.
Ese es el primer asunto. El segundo asunto: muchos años criticando al Estado, y por un lado hubo modelos estatistas, tipo soviético, que creyeron resolverlo todo con el Estado, y la otra cara, los modelos ultra, recontraliberales, que en el fondo no son liberales porque se abrazan a la cuestión de la dictadura, que creen que el Estado tiene poco menos que reducirse a una cosa mínima y cuando las papas quemaron como ahora, todo el mundo recurre al Estado, que me den, que me tome disciplina, que esto que el otro pero nos hemos pasado bombardeando al Estado en vez de luchar en empezar a entender, unos y otros, que las sociedades modernas son cada vez más complejas, y que renunciar al Estado era imposible, y entonces, la verdadera lucha es que hay que luchar por tener lo mejor dentro del Estado.
Porque en realidad es el valor colectivo que tenemos, que necesitamos. Y se acudió al Estado porque el mercado no puede arreglar esto, porque necesitamos políticas globales, porque alguien tiene que tomar decisiones, en el acierto o en el error, porque tenemos que respetar esas decisiones, tenemos que movernos como colectividad y no que cada loco haga lo que le parezca, de acuerdo con sus intereses, etcétera, etcétera, etcétera.
Pienso que alguna cosa de sabiduría tenemos que aprender de esta crisis, pero no pensemos que esta crisis pasa a la vuelta de la esquina y que pasado mañana vamos a volver a un mundo perfecto, donde nos juntamos, nos abrazamos, nos besamos, etcétera, etcétera, etcétera, nos juntamos multitudes en una cancha de fútbol o algo por el estilo sino que probablemente durante mucho tiempo estemos expuestos a este peligro, y el mundo ya no será igual y tendremos que aprender a funcionar en una forma distinta
Pero cuánto nos va a costar y el precio que vamos a pagar hasta que la ciencia nos dé un conjunto de respuestas que hoy estamos lejos de que estén al alcance de la mano.
También nos puede servir para que el sapiens sea un poco más humilde, y aprenda que a la naturaleza hay que acompañarla y hay que respetarla".

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL TERMINO "HONORABLE" Y UNA ACLARACIÓN

NUEVA PAGINA WEB DE LA UNQ VIRTUAL

QUILMES: ¿QUIEN SERA EL TERCER REFUERZO?