DIPUTADOS: EN MARCHA LA SESION VIRTUAL

Poco después de las 18 comenzó a sesionar en forma virtual, telemática, remota o como quiera definírsela, la Cámara de Diputados de la Nación, después de casi dos meses de parate por el coronavirus y la cuarentena.
Preside Sergio Massa, y tras el izamiento de la bandera, la entonación del Himno Nacional y la jura de los diputados Claudia Bernazza, Lisandro Bornioli y José Luis Patiño -por los lugares que dejaron Daniel Scioli, el cuervo Larroque y Elisa Carrió, respectivamente- se aprobó la modificación del reglamento para permitir la sesión virtual, con 45 legisladores en el recinto y los demás esparcidos por los despachos, casas o legislaturas provinciales.
En estos momentos habla el mendocino Ramón, estando en consideración los 20 decretos de necesidad y urgencia que sancionó el Poder Ejecutivo, y que en síntesis se vinculan con el tema de la pandemia por el coronavirus, desde la aprobación del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio hasta una serie de medidas económicas, sanitarias, sociales ligadas con la cuestión.
Habló la legisladora neuquina Alma Sapag y luego lo hicieron los dos diputados del Frente de Izquierda, Nicolás del Caño y Romina Del Plá, quienes adelantaron sus críticas a los DNU, entendiendo que era el Congreso el que debía tratar estas leyes, condensadas en los decretos.
Del Caño fue muy duro con la política del Poder Ejecutivo de gobernar por decreto y pidió que el cuerpo se apartara del reglamento para tratar un proyecto, que firma junto a Del Plá, para establecer un impuesto a las grandes riquezas, que a su entender podría recaudar 15 mil millones de dólares para destinar a paliar la crisis que está afectando a los trabajadores. El pedido fue rechazado.
En el mismo sentido se expresó Del Plá, reclamando que se trate ese proyecto, y dijo una frase algo así como que "el fantasma se asusta del espectro", refiriendo que tanto el oficialismo como la oposición han optado por los DNU para evitar tratar el citado proyecto y dar el gusto a las grandes empresas, los bancos, etcétera.
Y citó varias empresas cuyos trabajadores han sufrido rebaja de sueldos y están padeciendo el parate económico. Incluso mencionó el caso de los docentes de Chubut que llevan dos meses sin cobrar (cabe agregar aquí que el ministro de Educación de esa provincia es un quilmeño, Andrés Meiszner).
Tampoco se aprobó el proyecto de Del Plá, aunque el presidente del cuerpo le recordó que para presentar un proyecto en estas condiciones se necesitaba la firma del diez por ciento del Cuerpo, y aquí solo estaban las firmas de dos legisladores.
La sesión sigue con la presencia de 250 legisladores, entre el recinto y el sistema remoto.

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL TERMINO "HONORABLE" Y UNA ACLARACIÓN

NUEVA PAGINA WEB DE LA UNQ VIRTUAL

QUILMES: ¿QUIEN SERA EL TERCER REFUERZO?