ALEJANDRO MONFORTE, DIRECTOR DEL TEATRO MUNICIPAL

El pasado viernes se realizó la reapertura del teatro Municipal de Quilmes, con un importante show con una propuesta variopinta, con las orquestas juveniles de La Sonora del Iapi, Ezpeleta y del río, con folklore y tango, con un sketch homenaje a Les Luthiers, el baile de la número uno del teatro Colón, Nadia Muzyca, y una propuesta de veinte personajes históricos imaginariamente convocados para reapertura, que no se conocen y que tratan de desentrañar el motivo de su encuentro, que no era otro que precisamente la reapertura del teatro.
Precisamente, allí se pudo conocer al flamante director del teatro, el actor transformista Alejandro Monforte, quien cerró el espectáculo asumiendo su rol de actor transformista -con el tema Soy como soy- e invitando a los quilmeños a acercarse al teatro, explicando que la política pasará por un teatro inclusivo y abierto.
En su página de facebook el director dice como cuestión de principios: Soñar es viajar a un mundo al que anhelas ir, en él todos tus deseos se pueden cumplir.
Actor transformista, licenciado del UNA, militante del colectivo LGBT, tuvo un papel protagónico en Pequeña Victoria, la propuesta que reunía a Julieta Díaz, Natalie Pérez y Facundo Arana y gran elenco por Telefé.
Cuenta que su carrera artística comenzó en un taller de barrio, luego cursó en Berazategui y de ahí fue a Capital.
Estudió con Betiana Blum y Erica Rivas. Hizo talleres con Ricardo Darín y Antonio Gasalla.

¿Y EL HIJO DEL PRESIDENTE FERNANDEZ?

En nota con el periodista Sergio González, de CPB, cuenta cómo llegó al cargo, convocado por la intendenta Mayra Mendoza.
Explicó que encontró un área "muy devastada económicamente y con falta de presupuesto". Reconoció que el equipo del teatro funcionaba como una gran familia "porque su anterior director, Jorge Graffigna, era y es un gran hombre e hizo mucho por el teatro, pero necesitaban de un presupuesto para mejorar su infraestructura, los sueldos y la entrada de espectáculos".
En materia de proyectos habla de un teatro para todos y todas, con inclusión y cultura LGBTI+ "durante mucho tiempo distintas áreas fueron desplazadas".
Más adelante señaló su intención de traer obras de Pepe Cibrián, Marisol Otero, Facundo Arana, entre otros.
Y destacó que le gustaría que todo artista de Quilmes pueda estar en el teatro y disponer de la sala "para cumplir sus sueños". De eso se trata: la cultura debe ser cumplidora de sueños.
Vale destacar que sigue hablando del leit motiv, los sueños, que ilustran su página de facebook.
No podía faltar la pregunta sobre Estanislao, el hijo transformista del presidente Alberto Fernández.
"No me molesta que me comparen con él. Es un arte hermoso, el arte del transformismo, debería tener mucha más exposición. No importa la tu condición sexual, no importa nada, cualquier persona puede cumplir sus sueños y ocupar un lugar jerárquico de tantas responsabilidades, así como la dirección del teatro. La decisión de mi designación le hace bien a Quilmes. Somos todos iguales y podemos cumplir nuestros sueños".
Por último reiteró el deseo de un teatro inclusivo en Quilmes, sin ningún tipo de distinción.

Comentarios