LOS 20 AÑOS DE CASA DE ARTE DOÑA ROSA


El próximo viernes a las 20 Casa de Arte Doña Rosa, de Colón 279, Quilmes, despedirá el año, en el marco de los festejos de las dos décadas del importante centro cultural y artístico.
El lema de la Casa es "20 años no es nada", cierre de un ciclo de dos décadas.
Este año es el cierre de un gran ciclo, 20 años desde la apertura de la Casa allá por 1999, lo que no es poca cosa.
Se trata de celebrar todas aquellas manifestaciones artísticas populares que sucedieron en las salas, talleres y escenarios: grandes maestros de la escena quilmeña, aactores, artistas plásticos, poetas y músicos, que fueron los protagonistas de dos dècadas de ininterrumpidas acciones culturales.
En palabra de uno de los creadores: "Cuando el siglo XX se iba apagando,dejando atrás tantas cosas trascendentales para nuestro país y el mundo, en nuestra ciudad se encendía una pequeña luz de esperanza, un refugio donde hacer cultura desde abajo, desde el barrio y con los vecinos. Simplemente, fue abrir las puertas de una vieja casa familiar y dejar entrar los ángeles y duendes que no tenían un espacio para demostrar lo que se puede hacer cuando el pueblo tiene oportunidades...".
Desde febrero de 2019 la programación anual transitó una diversa y continúa oferta teatral, musical y de artes plásticas de la mano de diferentes artistas locales e invitados, con producciones tanto propias como externas.
Algunos de los títulos más destacados del año fueron: ciclos de teatro y serenatas en la galería, El gigante de amapolas, Chau Misterix, Picnic, un río con historia, Papá gaucho, Pijamas,. Las mujeres de Marcel, Criminal, Mateo, Rosas el fin, Los que mandan, El príncipe azul, El cerco de Leningrado, Villa El Monte, Una vez al año, El viejo criado, Un señor alto, rubio, de bigotes, Romeo y Julieta, el tenor romántico Rafael Cini y el IX Festival de tango Kicho Díaz, los clásicos infantiles y ciclos de música como Aquí me pongo a cantar, Cantoras entre otros.
El taller Mosaico Azzurro cierra el año con una imperdible exposición: Maestros de la pintura al mosaico, además de su imponente árbol de Navidad realizado en Mosaico. Visitas de lunes a viernes de 17 a 20.
Desde la Casa agradecieron como todos los años la concurrencia del público y la participación de quienes idean, trabajan y realizan los distintos proyectos en los espacios del centro.
El deseo de feliz fin de año y buen comienzo del que viene, el mensaje de los que integran el equipo de la Casa.

FABRICANTE DE SUEÑOS

Gustavo Castignola es el gran hacedor de la Casa, un hombre que se autodefine como fabricante de sueños.
Recordó que a mediados de 2001 y en medio de una crisis generalizada en el país se le ocurrió la alocada historia de construir un teatrito en Quilmes.
"Amigo de muchos artistas y dueño de una antigua casona en el corazón histórico de la ciudad, junto con la invalorable colaboración de mi familia y algunos amigos, levantamos una sala que alberga a músicos, actores, escenógrafos, vestuaristas y demás gente del colorido teatro local.
"En nuestra sala yo también quise mostrar lo mío y en muchas ocasiones el público dijo sí a mis piezas teatrales
Y menciona el caso de la emblemática obra Picnic, un río con historia, escrita junto a Adrián Mulet, que ya muchísimas temporadas en cartel y se ha convertido en la obra más vista por los quilmeños en las distintas temporadas.
Precisamente en esa pieza Gustavo recita un poema en el que define por qué es un fabricante de sueños.
"Yo fabrico sueños, los hago a media/ acérquese y vea qué curiosidad/ en este escenario y bajo estas luces/ despiertan las musas de nuestra ciudad.
Vea, yo no miento, entre que empezamos/ hoy cantan los mudos y los ciegos ven/ soy de los que creen que las vacas vuelan/ y que Doña María pueda ser vedette.
Usted tal vez piense que me he vuelto loco/ eso es lo que dice siempre mi mujer/ a veces se asusta mientras yo me creo/ un día el Quijote y otro día Gardel.
Ya sé, no me cuente, le duele la vida.../ el amor esquivo, el destino cruel/ al final de cuentas y después de todo/ a mí me pegaron tanto como a usted.
Vamos no se rinda, la vida es sainete/ ya está el decorado listo para el show/ venga con lo puesto y nuestra vestuarista/ dejará su facha como un Napoleón.
Esta vieja casa llena de colores/ la habitan ilusos, locos como yo/ venga a Doña Rosa y tire la chancleta/ yo fabrico sueños en cada función".

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL TERMINO "HONORABLE" Y UNA ACLARACIÓN

NUEVA PAGINA WEB DE LA UNQ VIRTUAL

QUILMES: ¿QUIEN SERA EL TERCER REFUERZO?